Reacciones cosméticas

¡Hola! Hoy vamos a comentar algunos aspectos interesantes sobre las reacciones cosméticas. Ya en el día de ayer os dimos algún dato estadístico sobre el grado de afectación que están teniendo los cosméticos actualmente.
Básicamente, existen dos tipos de reacciones alérgicas provocadas por cosméticos:

  • Dermatitis alérgica (también llamada eccema de contacto): es el resultado de una reacción alérgica a un ingrediente determinado del cosmético. Aparecen por lo general en la cara, labios, cuello, ojos y orejas provocando picazón, enrojecimiento y hasta inflación.
  • Dermatitis irritante: Es más común que la anterior y se origina porque algún ingrediente del cosmético es irritante y daña la piel. Puede empezar con parches rojos en la piel, picor y hasta pueden aparecer ampollas (del estilo de una quemadura). Ocurre en el lugar donde se aplicó o estuvo en contacto la sustancia irritante y por alguna razón son más comunes en lugares en donde la piel es delgada o donde está muy seca, como los codos.

Estos dos tipos de dermatitis presentan características diferentes:

  • La dermatitis alérgica es debida al contacto con una molécula alergénica y la irritante es debida al empleo de un producto inadaptado (un ingrediente o ingredientes del cosmético) a nuestro tipo de piel.
  • El tiempo de aparición de una irritación es inmediato, limitándose a la zona de contacto con el producto, o con la frecuencia de algunas aplicaciones, mientras que la dermatitis alérgica se manifiesta en zonas más amplias que la de la aplicación del producto y aparece más tarde, a veces después de varias aplicaciones del mismo producto.
  • Los síntomas son más profundos en caso de dermatitis alérgica: enrojecimiento, edema, fisuras, etc., mientras que la irritación induce a picores, tirantez, enrojecimiento, fisuras y sensación de escozor.

Esmalte

  • La dermatitis irritante desaparece, prácticamente siempre, una vez que se deja de aplicar el cosmético mientras que la reacción alérgica lleva tiempo su curación, y las recaídas pueden ser frecuentes.
  • La irritación suele ser ocasionada por jabones, aguas de colonia, desodorantes, productos para el afeitado, aguas de colonia, productos antienvejecimiento con vitamina A ácida. Mientras que, para las reacciones alérgicas, se trata principalmente de perfumes, aguas de colonia y productos cosméticos perfumados (la gran mayoría); a los que podemos añadir: conservantes, excipientes, tintes capilares, esmaltes de uñas, productos para las uñas y filtros solares.

 

 

Todo esto significa que los cosméticos naturales evitan el que pueda ocurrir algún tipo de alergia o irritación? por supuesto que no porque cada persona »es un mundo» y no todo el mundo responde la misma forma ante el mismo ingrediente o compuesto; lo que a uno le puede causar reacción a otro no. Por eso si sabemos a qué ingredientes somos o podemos ser sensibles, es importante leer con detenimiento el etiquetado del cosmético. También podrá ocurrir en alguna ocasión que no lo sabremos hasta que lo empleemos.

Como última nota es importante que os pongáis en contacto con un especialista médico siempre que:

  • Tengáis síntomas de dermatitis de contacto.
  • La reacción cutánea sea grave.
  • No se mejora después del tratamiento.
  • Existan signos de infección como sensibilidad, enrojecimiento, calor o fiebre.

Esperamos haber podido aclarar un poquito más los síntomas que acompañan a las dermatitis alérgicas o a las irritaciones y el saber diferenciarlos.

Hasta el siguiente post.

¡Saludos!