Aceites vegetales: el Aceite de aguacate

¡Hola!
Hace unas semanas colgábamos un post para hablar sobre las »bondades» del aceite de argán, al que denominamos el »todoterreno» de los aceites. Nos gustó la idea de presentaros un monotemático sobre los aceites vegetales empleados en cosmética y es por eso que hoy os vamos a comentar algunas cualidades del aceite de aguacate para cosmética.

El aguacate procede de América Central (Persea Americana) y además de ser muy sabroso, posee una serie de cualidades que lo hacen idóneo no solamente para uso culinario, sino también en su uso para cosmética.
El aceite de aguacate es obtenido por presión en frío de la pulpa de dicho fruto.

Destaca por su elevado contenido en ácidos grasos poliinsaturados (nuestro organismo no los puede sintetizar y los tenemos que incluir en nuestra dieta), lecitina, minerales y vitaminas A, B (B1, B2, B6), C, D y E. Además contiene fitosteroles (bloquean la absorción de colesterol).

Entre sus principales propiedades están:

  • Nutre y regenera la piel,
  • Es antiinflamatorio y emoliente,
  • Gracias a su alto contenido en vitaminas E y D, estimula la formación de colágeno.

En cuanto a sus usos, el aceite de aguacate presenta las siguientes cualidades:

  • Ideal para casi cualquier tipo de piel: secas, envejecidas, grasas,
  • Es muy efectivo para luchar contra la caspa y la caída del cabello,
  • Se puede usar en eccemas, dermatitis, psoriasis (gracias a su efecto antiinflamatorio),
  • También se puede usar como contorno de ojos y antiarrugas,
  • Como también tiene propiedades suavizantes, es común su uso como ingrediente en champús y cremas.

Como podéis observar, resulta un aceite muy interesante para tener en vuestra casa por su buena capacidad cosmética. Este aceite lo podéis adquirir, al igual que prácticamente todos los aceites esenciales, en herbolarios o tiendas especializadas.

La próxima semana os hablaremos del Aceite de Almendras.

¡Hasta el próximo post!